Terapia sexual

Los seres humanos somos seres sociales y sexuales. Tal es el punto, que el cómo nos relacionamos con otras personas en la intimidad, y con nosotros mismos, afecta de sobremanera a nuestra felicidad. El sexo está más presente que nunca en nuestra sociedad, aunque muchas veces nuestra aproximación a la sexualidad no es la más adecuada.

Cuando nuestra vida sexual se ve afectada, termina generando problemas como cuadros depresivos, ansiedad, autoestima baja, dificultades para relacionarnos con los demás… En general, nuestra vida diaria y nuestro bienestar se verán tremendamente afectadas, más allá de la propia intimidad.

En terapia sexual no solo tratamos problemas sexuales como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz, vaginismo, anorgasmia o el bajo deseo sexual. El objetivo final de la terapia sexológica siempre será alcanzar una sexualidad plena y sana que nos permita disfrutar de nuestra intimidad y nos aporte el bienestar emocional que merecemos.

Para ello, en terapia encontrarás un espacio seguro, sin juicio, donde podrás trabajar en equipo con un especialista que lo que más desea es ayudarte a vivir mejor tu sexualidad y tener una vida feliz y plena.

Anímate y contacta con nosotros.